Quién no disfruta del placer del descanso, todos anhelamos ese momento en nuestras camas en donde olvidamos nuestros deberes y sólo queremos esos “5 minutitos más” de sueño. Sin embargo llega el momento de cumplir nuestras responsabilidades e interrumpir ese delicioso descanso que podríamos hacer hasta lo imposible por un poco más.

Aquí te compartimos algunas de los más frecuentes pensamientos al levantarnos:

5 minutitos más

Un día más en la rutina para ir al trabajo o escuela –la alarma suena y sabes que ese despertador no se detendrá hasta que te levantes a apagarlo y aun así, decides correr el riesgo de tomarte “5 minutitos más”. Y entonces, has caído en la trampa, esos 5 minutos se convierten en 1 hora y terminan cobrándote factura llegando tarde a tu destino.

Y si me enfermo

Esto es muy común cuando sabes que ya se te hizo tarde y que no llegarás a tiempo así que decides usar la vieja confiable y hablar con el jefe para decir que caíste repentinamente en enfermedad. Pero la realidad es que en tu mente sólo estás pensando en no asistir para terminar a gusto tu sueño.

Piensas en la Nada y el Infinito

Ya decidiste levantarte pero te quedas sentado en la orilla de la cama contemplando el infinito como si tu mente hubiese salido de tu cuerpo durante unos minutos. Una vez que regresas en sí es hora de levantarse por completo y cumplir con las responsabilidades.

 

¿Realmente este trabajo vale la pena?

Este pensamiento llega cuando es tan bueno tu sueño y descanso que ya no te importa tu futuro con tal de quedarte calientito en tu cama. Por lo regular siempre termina en remordimiento y llegar tarde a tu empleo.   

 

Te estiras como si no hubiera mañana

Y finalmente cuando tu descanso no fue el óptimo por no tener un colchón adecuado amaneces como si un tren te hubiera pasado por la noche y cuando te estiras por la mañana es cuando piensas que ya deberías cambiar de colchón.

 

¡Cuéntanos tú en qué piensas al levantarte!

Para hacer tu descanso más confortable en Tienda Atlas del Descanso te recomendamos los colchones y almohadas más cómodos que te garantizarán no sólo un buen sueño sino un descanso reparador por las mañanas.