Cómo retomar la rutina después de vacaciones

Un período de vacaciones siempre hace bien para descansar y cargar energías, sin embargo a veces implica serios desajustes en la dinámica/rutina familiar. Ejemplos de ello son los cambios en los horarios de sueño, los viajes a lugares diferentes, la mayor cantidad de estímulos, los cambios en la dieta y la desconexión de las actividades laborales y escolares ¿Cómo retomar el ritmo sin que nos sea tan pesado?

Regular el sueño. Es necesario que retomemos nuestras horas descanso habitual: para poder levantarnos a la hora que acostumbrábamos en nuestras actividades. Se recomienda bajar el ritmo de las actividades vacacionales, de manera gradual, para volver a regular su sueño.

Cuidar la alimentación. También hay que retomar los horarios habituales de las comidas y una alimentación balanceada. Aumentar el consumo de frutas y verduras, beber abundante agua y evitar alimentos con alto contenido de azúcar. Esto permitirá tener el organismo dispuesto a aprender, evitando la sensación del cuerpo ‘pesado’, lo cual te permitirá estar más alerta.

Reestablecer contactos paulatinamente. Si regresaron con pendientes laborales o escolares halar con una persona sobre la planificación de las actividades pendientes nos hará sentir en calma y saber que ya tenemos un plan de acción. No es recomendable empezar a marcar a compañeros y mandar emails por la noche ya que en lugar de resolver los pendientes esto te generará mucho estrés y no retomarás tranquilo tu rutina.

Cerrar las vacaciones con una charla. Es importante tomarse el tiempo de conversar con la familia o amigos para hacer un balance de las vacaciones: saber qué les gustó y que no, para después compartir las expectativas o miedos de la nueva etapa que comienza.

Por último se recomienda no perder la paciencia, no dejar todo para la última hora y nunca dejar de valorar el tiempo que pasamos con nosotros mismos.